Quiero un préstamoImage Quiero prestarImage

Medidas de cobranza ante morosidades

Si a pesar de todos nuestros estrictos y prudenciales criterios de selección de acreditados (nivel de ingreso, antigüedad laboral, edad, amplia capacidad de pago como lo recomienda el Banco de México, referencias personales, comprobante de domicilio, comprobante de ingresos, revisión del Buró de Crédito, uso de nuestro modelo propio de calificación de préstamo, firma de contrato y pagaré) por alguna razón los acreditados dejan de pagar su mensualidad, se activa inmediatamente el proceso de cobranza.

De hecho, Doopla realiza una cobranza preventiva, en donde para todos nuestros préstamos (incluso para aquellos que se encuentran al corriente) se realiza un recordatorio una semana antes a su fecha de pago, tres días antes del vencimiento y una vez más el día de pago. En caso de no recibir el pago en la fecha esperada, inmediatamente al día siguiente, nos ponemos en contacto con el acreditado hasta obtener una fecha compromiso de pago, con el respectivo cargo de intereses moratorios.

Si después de 29 días no logramos obtener el pago del acreditado, la gestión de cobranza se terceriza a un despacho externo el cual se encargará de la recuperación del monto pendiente. Normalmente los acuerdos a los que se llegará con el acreditado serán cambios en las condiciones de préstamo, principalmente una disminución en el monto de pago mensual donde el plazo de pago será mayor. Si estas acciones de cobro llegan a fracasar se podrán emprender acciones legales. Los préstamos siempre están respaldados por la firma de un pagaré por parte de nuestros acreditados.