Cómo funciona

Disfrutar de rendimientos muy superiores a los ofrecidos por las Instituciones tradicionales, y al mismo tiempo ayudar a que personas responsables cumplan con sus metas, es realmente un proceso muy sencillo. Lo único que tienes que hacer es:

  1. Registrarte como prestamista de Doopla, ingresar la cantidad de dinero que elijas prestar en los solicitantes que tú selecciones y firmar un contrato de comisión mercantil.
  2. Una vez que Doopla ha filtrado a los solicitantes en función de sus estrictos criterios de selección (nivel de ingresos, capacidad de pago, edad, antigüedad laboral), se le asigna una tasa de interés de acuerdo a su perfil de riesgo. Entonces tú seleccionas a los acreditados en los que quieres prestar.
  3. Cada mes las personas que seleccionaste para prestarles tu dinero pagan capital junto con los intereses generados, el detalle de los movimientos lo puedes ver en línea dentro de tu estado de cuenta individualizado.

¡Es así de fácil, seguro y transparente!

Una de las razones del porque puedes obtener buenos rendimientos se debe a que el interes que pagan los acreditados se destina a ti prestamista, pues eres tú quien otorga el préstamo directamente. Doopla no genera ingresos por intereses sino a través de las comisiones que cobra a ambos.