¿Qué es la cuesta de enero y cómo evitarla?

La cuesta de enero es un término que se escucha generalmente acompañado por temor después de las fiestas navideñas y de fin de año. Es mucho más fácil entenderla como una especie de “cruda” financiera después del despilfarro económico que significa noviembre y diciembre, empezando por el Buen Fin, las compras navideñas, los aguinaldos, los viajes de vacaciones, etc.

Como la gran mayoría de los mexicanos no son muy conscientes de sus gastos y finanzas, la cuesta de enero parece un fenómeno común. Y es verdad que la gran mayoría de la gente gasta dinero dejándose ir por los meses sin intereses, los regalos, las fiestas y las cenas sin tomar en cuenta algunas consecuencias.

2

Como una terrible cruda después de una divertida fiesta decembrina, enero te despierta en la mañana con un fuerte dolor de cartera, y lo primero que te viene a la cabeza, es que es la última vez que gastas tanto y tan inconscientemente en diciembre.  

Como la disolución del alcohol en el hígado, las finanzas anuales tienden a “ajustarse” al comienzo del año, pues como ley universal, todo lo que sube, tiene que bajar. No hay momento de mayor movilidad económica que el fin de año, como no hay momento con menor movilidad económica que el principio de año, esto va relacionado con los efectos de la inflación. Sin embargo, esto no significa que las responsabilidades financieras no existan a principios de año, pues hay muchos pagos que se tienen que realizar a principio de año por más que tu cartera (y tal vez tu hígado) ya no pueda más.

Enero viene con aumentos en pagos obligados como impuestos de circulación de vehículos o trámites específicos a los que además acompañan la acumulación de deudas que generaste los meses anteriores.

Sin embargo, como remedio para cruda, hay algunas cosas que se pueden hacer después del frenesí financiero decembrino para que sea más fácil levantarnos en enero.

  • Ahorrar un dinero exclusivo para gastos importantes como impuestos y deudas con empresas e instituciones gubernamentales.
  • “Apretarse el cinturón” y reducir todo lo posible los gastos innecesarios o urgentes.
  • Evitar productos de entretenimiento, gastos hormiga, así como evitar ofertas ya que aunque disminuye el precio, probablemente no lo necesites.
  • Asegurarse de cubrir más del mínimo de la deuda en caso de utilizar una tarjeta de crédito.
  • En caso de estar en emergencia trate de conseguir un crédito: por ejemplo en Doopla.mx ofrecemos créditos con la menor tasa de interés en el mercado especialmente para la solución de deudas. Sin embargo, tienes que hacerlo con cierto tiempo de espera en lo que se aprueba tu crédito y se reúnen los fondos.
  • El mejor consejo ante todo es ser muy consciente de las compras y hacer bien los presupuestos así como respetarlos para que no haya ningún inconveniente.

Con esto esperamos que puedas disfrutar las fiestas decembrinas sin necesidad de llegar a empeñar o pedir un crédito, pero nuevamente, hay que hacer consciencia de que todo lo que sube tiene que bajar y, por favor, cuida además de tu hígado, tus finanzas.

Recuerda que en Doopla.mx puedes invertir desde $2,500 pesos, como también puedes pedir un crédito para solventar deudas con una de las tasas más bajas en el mercado.

Los bancos tradicionales se preocupan por el dinero, Doopla se preocupa por ti.

FacebookTwitterGoogle+LinkedInGoogle GmailComparte