Tener finanzas sanas, requiere de esfuerzo, dedicación y disciplina, crear una cultura de ahorro, saber hacer presupuestos y saber gastar de forma inteligente.

Ahorrar, saber gastar, crear presupuestos, parece ser lo necesario para tener unas finanzas exitosas, pero a todos se nos pasa un punto importante. Contar con un fondo para emergencias.

Este fondo no tiene nada que ver con el dinero de tus ahorros, en muchas ocasiones creemos que las emergencias las podemos sacar con nuestra tarjeta de crédito o solicitando un crédito. Esta idea es la que hace que contraigamos deudas, muchas veces impagables, porque al ser emergencias, no hacemos cuentas, no sabemos si podemos pagar o no, pero con tal de salir de la emergencia adquirimos este compromiso.

Pero si el fondo de emergencias no tiene que ver con nuestros ahorros, entonces ¿cómo se hace uno?

Digamos que si bien tus ahorros pueden ayudarte en situaciones de emergencia, lo mejor es evitar tocarlos, para así lograr tus metas financieras.

Para comenzar a hacer un fondo de emergencia, debes hacer el cálculo de todos los seguros que tengas contratados el deducible más alto, es la meta de ese fondo para emergencias.

Sabemos que ahorrar no es sencillo, te hemos dado la recomendación de establecer cifras fijas mensuales e ir aumentando para que puedas llegar a tus metas más pronto. También te hemos dicho que de cada bono o dinero extra que te llegue, destines una cantidad para tu ahorro.

Sin embargo para iniciar tu fondo para emergencias, te recomendamos que ahora ese dinero extra que llegue a tu bolsillo, lo asignes a este fondo, de esta forma te será más fácil llegar a la meta; recuerda que muchos deducibles son variables, revisa en tu contrato de seguros, si cada año esa cantidad aumenta y cuanto aumenta, para que sumes el dinero adecuado a esta tarea.

Una buena forma de iniciar tu fondo de ahorro, es prestando tu dinero en Doopla y lo que vayas generando de intereses o una parte de ellos, lo mandes de inmediato a tu fondo de emergencias, mientras la otra parte lo sigas reinvirtiendo en más solicitantes.

También si no quieres tener ese dinero “en ocio” o generando nada de intereses, te recomendamos prestarlo en Doopla, así podrás llegar a tus metas más rápido y además podrás ganar dinero extra sin tocar ese dinero.

Si ya estás en una deuda por emergencias y los intereses te están acabando es momento de consolidar tus deudas en Doopla para acabar más rápido y con tasas más justas, estas deudas.

 

FacebookTwitterGoogle+LinkedInGoogle GmailComparte