¿Cómo proporcionar un salario emocional a tus empleados?

03

Como sabemos, una de las retribuciones principales a partir del trabajo es el dinero, sin embargo la motivación, lealtad y el potencial del empleado respecto a la empresa no necesariamente existe si no hay un salario emocional que medie ambas partes. Es por esto que  el salario emocional funciona como una forma de retribución además de un salario económico por el trabajo. Esta es una relación bilateral: ¿qué le ofrece la empresa al empleado además de su salario? ¿qué le retribuye el empleado a la empresa además de “cumplir” su trabajo?

01

Un ejemplo:

Hoy en día la fuerza laboral que está con mayor crecimiento es la de los millennials quienes, a diferencia de otras generaciones, buscan mayor independencia y realización personal.

Es decir que van más allá de lo que un salario económico puede ofrecer.  

Por lo mismo, esta generación no solo quiere recibir cierta cantidad de dinero sino también tomar decisiones en donde trabajan y que las remuneraciones de todo tipo sean iguales a sus responsabilidades. El equilibrio ahora va con la relación entre trabajo y calidad de vida.

 

Entonces, ¿qué tipo de políticas laborales fomentan este salario emocional?

 

  • Beneficios sociales, seguros, planes de jubilación
  • Reconocimientos en el trabajo
  • Flexibilidad en los horarios y posibilidad de Home Office
  • Cursos y formaciones alternativas
  • Días libres, guarderías
  • Proyectos de formación social
  • Viajes de incentivos
  • Créditos y préstamos para desarrollo patrimonial

 

En México, lamentablemente las costumbres laborales no necesariamente cumplen estos requisitos, además,  el trabajo “freelance” genera dificultades al entablar una economía regular y más aún el crecimiento patrimonial, por lo que si eres una empresa y fomentas estos salarios emocionales a tus empleados, estarás garantizando una lealtad y motivación que beneficiará a tu empresa. Así mismo, es un sueño como millennial, encontrar un trabajo con estas características.

 

02

FacebookTwitterGoogle+LinkedInGoogle GmailComparte