Cómo gastar en tu boda de manera inteligente

Tu boda no tiene por qué ser necesariamente el gasto más fuerte de tu vida. No te dejes llevar por la emoción del momento y organiza junto a tu pareja los gastos de una manera inteligente.

Te compartimos algunos consejos que pueden ser muy útiles si ya estás listo para dar el siguiente paso:

Planea con tiempo

Se recomienda iniciar la planeación de tu boda con un año de anticipación. Esto tiene importantes beneficios: los proveedores tienen mayor disponibilidad y tienes más tiempo para planificar tus gastos. A menudo surgen gastos que quizá no tenías contemplados, si es necesario recuerda que puedes solicitar un préstamo en Doopla.

05

Selecciona proveedores

Enlista a todos los posibles proveedores de servicios, esto se define según los elementos que quieren que formen parte del gran día. Este paso se facilita bastante si comparan los servicios que ofrecen los diferentes salones o jardines de eventos.

Compara servicios

Compara entre los diferentes paquetes que te ofrecen los proveedores, tanto por costo como por calidad en el servicio y facilidades de pago. Te recomendamos comparar por lo menos con tres proveedores. Con base en esta revisión, designa con tu pareja un presupuesto medio y uno máximo, para no rebasar los costos que pueden cubrir a corto o mediano plazo.

Firma contratos informado

Antes de firmar el contrato del servicio, lee cuidadosamente el contrato, aclara todas las dudas que tengas y pide que les entreguen contrato por escrito del servicio por el que firmaron. Pide la información sobre los servicios adicionales y su costo, para evitar sorpresas en caso de necesitarlos.

04

Mantente al tanto

No se trata de que llames a tus proveedores cada semana, pero sí es importante que recibas su comunicación para afinar detalles. Cuando la fecha ya está cercana no pierdas la cabeza, con comunicarte cada quince días será suficiente.

Recuerda llamar también a tus invitados para confirmar su asistencia.

Si tu fiesta se llevará a cabo en un destino turístico

¿Cuándo puede ser una buena fecha?

Una recomendación en beneficio de tu economía es: las temporadas medias o bajas para el turismo, son las que permiten obtener precios más bajos de los que se pueden beneficiar ustedes, pero también sus invitados. Estas temporadas son por un lado, los meses previos a las lluvias: febrero, junio; y por otro lado, noviembre y diciembre, antes de las fiestas navideñas

Los invitados:

Tu familia y amigos quieren ser parte, apóyalos con algunas acciones

  • Infórmalos con costos de translados y logísticos: hazles saber cuáles son las opciones de transporte más viables. Será fabuloso que les comuniques las opciones de hospedaje cercanas al lugar de la boda, en caso de que busquen otra alternativa al hotel propuesto.
  • Elijan a una persona de confianza para que esté al tanto de apoyar a los invitados con la logística del hospedaje
  • Definitivamente un organizador de bodas o wedding planner que viva en el lugar que eligieron les ahorrará más de una preocupación

 

FacebookTwitterGoogle+LinkedInGoogle GmailComparte