Tu salud financiera es muy importante para lograr tus objetivos personales, para después no estar sufriendo una crisis por no tener dinero cuando más lo necesitas. Por esta razón es necesario que hagas revisiones periódicas de tus finanzas, para que así llegues a tus metas año con año.

 

Así como para nuestro cuerpo hacemos revisiones o “Checkups” periódicos, nuestras finanzas también necesitan de éste, para sabernos “sanos” en ese rubro.

 

Este Checkup incluye los siguientes rubros: Nivel de gastos, deudas, inversión y ahorro. Tomando en cuenta éstos es como analizaremos y resolveremos cómo serán nuestras finanzas de ahora en adelante.

 

Aquí te presentamos algunos consejos para que realices tu revisión y logres llegar a tus objetivos financieros.

 

  1. Marca tus metas financieras: Cualquier época del año es buena para plantear metas, éstas deben ser a corto, mediano y largo plazo. Lo más importante es que sean reales, por ejemplo: acabar con alguna deuda a un año (siempre debes poner fechas tope).

 

  1. Define prioridades: No puedes plantearte ahorrar, si primero no terminas bien tus deudas. Y hasta en tus deudas debes definir cuál es la que más urge liquidar; igualmente en tus ahorros e inversiones.

 

  1. Presupuestos: Esto es muy importante, pero no sólo hacerlos, sino apagarte a ellos, establece bien tus presupuestos, ya sea en familia o personales, pero lo más importante es que cumplas con ellos.

 

  1. Procede a terminar deudas: Si ya hiciste un análisis de todas tus deudas, busca opciones para terminarlas rápido, por ejemplo unifica en Doopla, recuerda que si tienes un excelente historial de crédito puedes acceder a un préstamo con intereses justos, para así terminar con tus deudas más rápido.

 

  1. Ahorra: Si ya elegiste terminar con tus deudas mucho antes, es momento de comenzar a ahorrar, recuerda que ahorrar no es “guardar el dinero que te sobra”, ahorrar es establecer cantidades fijas, guíate en tu presupuesto para establecer esta cantidad.

 

  1. Pon tu dinero a trabajar: Doopla es una opción para tener excelentes rendimientos con un bajo riesgo. Además puedes comenzar con cantidades pequeñas y conforme vayas ahorrando o recibiendo más dinero puedes sumar a capital y así poder prestar más.

 

  1. Planea tu retiro: Dentro de tus metas no olvides incluir a largo plazo tu retiro, es necesario que consideres todos los factores, para que tengas un buen descanso después de muchos años de trabajo. Nuevamente Doopla puede ayudarte en ir generando ese dinero extra que requieres para tener esta tranquilidad.

 

Como puedes ver, tener finanzas sanas depende totalmente de ti, la planeación que hagas con tu dinero, desde cómo vas a liquidar tus deudas, hasta cómo planeas invertir es una decisión que solo depende de ti.

FacebookTwitterGoogle+LinkedInGoogle GmailComparte